10 consejos para recopilar comentarios de diseño más significativos de sus clientes

¿Cómo estas? hablemos de 10 consejos para recopilar comentarios de diseño más significativos de sus clientes

Cuando solicitamos una revisión de un diseño o proyecto, generalmente enviamos correos electrónicos que dicen así:

“Terminé este diseño anoche. ¿Qué opinas?»

No es de extrañar que nos encontremos con comentarios confusos, mal dirigidos y frustrantes sobre los colores, las fuentes, las imágenes, el diseño, etc., cuando todo lo que realmente queríamos era saber si la copia funcionaba. Sin instrucción, las personas no tienen lentes a través de los cuales revisar el proyecto. Así que simplemente expresan lo que les viene a la mente: su opinión personal sobre el proyecto.

Esto es especialmente cierto cuando solicita una variedad de opiniones, ya sea dentro de su agencia o si está solicitando comentarios del equipo del cliente.

Una diversidad de opiniones lo ayuda a convertirse en un mejor creativo, y necesita esta información de su cliente: ellos conocen a sus clientes y prospectos mejor que usted. Además, son quienes toman la decisión final, por lo que su opinión es posiblemente la más importante.

Refinar su proceso de retroalimentación lo ayudará a recopilar comentarios más constructivos y útiles y, al final, creará una pieza que es claro, convincente y relevante.

1) Indicar el objetivo del proyecto

Los comentarios no deben ser solo sobre la estética de un diseño o cuán entretenida es una publicación de blog. Necesita resolver un problema o servir a un objetivo final. Incluya un resumen del proyecto que incluya:

  • El público objetivo
  • El problema que este proyecto pretende resolver
  • La acción deseada que los espectadores deben realizar después de ver el proyecto.
  • La emoción que el proyecto debe evocar
  • lo que no se puede cambiar

Esto ayudará a las personas a aceptar su enfoque y el creativo solución al problema, como conversiones bajas o tasa de rebote alta. Una vez que todos estén en la misma página, será mucho más fácil hablar constructivamente sobre lo que funciona y lo que no.

2) Controle el entorno: utilice una herramienta de gestión de proyectos

El correo electrónico es una forma terrible de solicitar comentarios, especialmente si está enviando una imagen. El mejor de los casos es poder presentar un proyecto frente al cliente o a los miembros de su equipo, pero si esto no es posible, utilice una plataforma de colaboración creativa o una herramienta de gestión de proyectos. Con muchas de estas herramientas, los espectadores pueden agregar notas o dibujar directamente en el proyecto. Luego, todos los comentarios se centralizan y organizan para que los tenga en cuenta cuando comience a hacer revisiones.

3) Limita las opciones

Demasiadas opciones pueden crear confusión entre sus revisores, haciendo que se sientan abrumados y recurran a respuestas emocionales. Si es necesario, presente dos o tres opciones diferentes y resalte en qué se diferencian y por qué resolverán el problema principal de una manera distinta.

4) Proporcione datos para respaldar sus decisiones de diseño

Hay ciertos tipos de personas que estarán más interesadas en cómo funciona el sitio que en cómo se ve o por qué se incluyó un determinado elemento de diseño. Antes de presentar una solución de diseño, considere realizar pruebas de usuario con una de estas herramientas de usabilidad. Si puede respaldar sus decisiones en función de una mejor experiencia del usuario, el rendimiento, las conversiones y los comentarios de la audiencia objetivo, le resultará más fácil convencer al cliente de que su diseño es el correcto.

5) Presentar el diseño como parte de un plan de marketing más amplio

Si está presentando una parte de una campaña, conéctela a otros elementos. ¿Será este el correo electrónico final en un flujo de trabajo? ¿Cómo llegarán las personas a esta página de destino? Si se trata de un diseño de sitio web, cree maquetas con enlaces funcionales que muestren cómo una persona interactuará con el sitio. El cliente apreciará más el diseño si puede imitar la experiencia que tendrán sus clientes actuales y potenciales.

6) Haz preguntas específicas

Para obtener comentarios procesables que vayan más allá de «Me gusta» o «No me gusta», haga preguntas que le proporcionen información sobre por qué el diseño no impresiona al cliente o por qué cree que los cambios son necesarios. Aquí hay algunas preguntas de muestra para comenzar:

  • ¿Qué es memorable sobre el diseño?
  • ¿A qué tipo de persona atraería este diseño?
  • ¿En qué momento te “aburriste” o te sentiste desinteresado?
  • ¿Qué podría eliminarse para simplificar esto?
  • ¿Qué características faltan que son absolutamente necesarias?
  • ¿Qué no está claro o es confuso?
  • ¿Qué problema crees que resuelve este diseño?

7) Dar a las personas el tiempo para considerar y procesar la idea

Para muchos de nosotros, necesitamos tiempo para considerar las alternativas y realmente pensar en un proyecto. Solicite comentarios, pero dé a las personas unos días para discutir el proyecto y brindar comentarios reflexivos. No todo el mundo prospera con la lluvia de ideas y la resolución de problemas espontáneas.

8) Infunde confianza en tu cliente

Presentarse frente a un grupo de personas puede ser lo suficientemente intimidante. Presentar su propio trabajo frente a sus compañeros o al equipo del cliente se llama una película de terror en la mente de la mayoría de los creativos.

Pero no puede ir a la presentación de un cliente sin un plan de lo que va a decir y cómo lo va a decir. Necesitas transmitir confianza y dominio del proyecto; de lo contrario, sus espectadores no confiarán en usted ni en sus decisiones. Tu postura, tono de voz, contacto visual, la forma en que mueves las manos, todo esto es leído e interpretado como señales por los espectadores. Practique su presentación y aprenda cómo conectarse con sus espectadores para recibir comentarios positivos y aceptación del proyecto.

9) Preguntar ¿por qué? Sigue preguntando una y otra vez

Tus clientes no son profesionales del diseño. No siempre tienen el lenguaje para describir por qué no les gusta algo o por qué quieren que algo cambie. Antes de simplemente comenzar a cambiar los colores y agrandar el logotipo, profundice en los comentarios. Continúe preguntando «¿por qué?» hasta que puedas descubrir la verdadera razón por la que proporcionaron comentarios negativos o contradictorios.

10) Proporcione múltiples oportunidades para la retroalimentación

Los problemas de retroalimentación pueden ocurrir cuando un cliente siente que un diseño es completamente diferente a lo que había imaginado originalmente. Evite esto implementando puntos para comentarios y colaboración regulares. Presente y obtenga la aprobación de moodboards, wireframes y pequeñas secciones del diseño antes de presentar un producto final. De esta forma, el cliente puede reclamar la propiedad del producto final, haciéndole sentir que sus opiniones son bienvenidas y útiles. Es mucho más probable que el cliente presente el trabajo a su jefe y asegure la aceptación cuando se sienta parte del proceso.

Hasta luego fué un gusto

sobre el autor

Estuardo Monroy

Te gustaría saber más sobre el autor, te invito que veas la sección de Nosotros en Consultor SEO, donde se extiende hablando sobre su experiencia, conocimientos y un poco de información personal.